Debo reconocer que no estoy totalmente informado de todo lo que está pasando en Chile, pero si hago mi tarea y leo las noticias por lo menos para enterarme de las cosas mínimas de mi país.

Actualmente mi universidad esta en paro apoyando un un llamado de la FECH a protestar por la reforma educacional. También hay marchas por HidroAysén, una enorme represa que se planea construir en la patagonia. La concesión de las patentes de las semillas de Chile a Monsanto, una de las empresas de semillas más grande del mundo y la cual ha sido muy cuestionada por las semillas transgénicas y un montón de otros artilugios malévolos en diferentes partes del mundo. Son temas muy complejos y vistos de diferentes aristas pueden ser buenos o malos, pero mi opinión con respecto a los dos últimos  los guardaré para después para analizarlos más detenidamente.

Con respecto al paro estudiantil creo que todas las marchas que hay hoy por hoy las encuentro totalmente valederas, como se dice: guagua que no llora no mama. Todos tienen derecho a reclamar creo yo. Pero no siento esas sensación en el aire como otros años, como por ejemplo hace 2 o 3 años atrás cuando mi universidad estuvo en un paro indefinido debido al pase escolar. Es como si fuese demasiado forzado, es la impresión que tengo. No lo siento natural, no veo una bandera firme en cuanto a las demandas de cada universidad.

He conversado con amigos de otras universidades para saber la situación con respecto al paro en estas instituciones, pero aún no veo esa bandera unificadora. Es como que existe un descontento en la gente y se comenzara ha hecharle bencina para que los ánimos se eleven y comience un descontento general.

Tal vez que he visto muchos videos del Salfate y ya veo conspiraciones por todos lados. Pero mi opinión es que el paro estudiantil esta dirigido por políticos que buscan sacar provecho de esto, levantan a la gente y las utilizan. Sinceramente lo veo perverso y turbio.

Ojalá no sea esto así y de verdad se este luchando por un futuro mejor para los estudiantes de Chile. Pero rara vez los políticos hacen bien su pega y velan por los deseos de las personas que los eligen dejando de lado sus intereses.

Anuncios